miércoles, 16 de marzo de 2011

"Sólo podemos disparar con la poesía"

Viernes 11 de marzo de 2011.
Siete de la tarde.
Plaza madrileña de Sol.

Los integrantes del grupo "Malestar Social" se reúnen todos los viernes en esta plaza para denunciar la situación social que nuestro país está atravesando. Sin embargo, esta vez fue diferente.
Y fue diferente porque, esta vez, se propuso convertir esa protesta en un recital de poesía de denuncia social al aire libre. La iniciativa fue promovida por el blog ENTRE PUTOS SUSPENSIVOS de Escandar Algeet y secundada por otros blogs como NEORRABIOSO. En su blog, Escandar Algeet, defiendía que para acabar con este "estado del malestar que es tan social como propio, sólo podemos poner un arma sobre la mesa, sólo podemos disparar con la poesía".

"Vaya día para salir a gritar..." se decía por Facebook esa misma mañana tras ver cómo un 11-M amanecía lluvioso y con la tragedia acontecida en Japón.

Lluvía y Frío. La preocupación por lo ocurrido también estaba presente. Los seguidores, y más tarde los recién llegados se preguntaban qué se iba a hacer. Y nuestra pregunta, ¿se seguiría adelante a pesar del infortunio de la metereología?
La respuesta pudimos verla pronto, porque, allí estaban, junto al oso y el madroño. Y allí estábamos nosotras, que pudimos reconocer a algunos poetas y bloggeros que frecuentan este tipo de concentraciones y jams de poesía de la ciudad.

Con el lema "Con que poesía ¿eh...? Poe sí, mi arma" escrito en un cartel, micrófono en mano como única arma, y rodeados de pocos seguidores sosteniendo paraguas, comenzaron con un poema llamado "Hará falta la lluvia", del mismo Escandar Algeet, supimos más tarde.
[...]
Hará falta esta lluvia
porque es la de nuestros ojos
llenos de ira
y de odio
llorando porque este mundo de mierda
nos duele

y no tenemos más armas que nuestras palabras
y esta lluvia de lágrimas
incandescentes.

Desde el primer minuto vimos gente que tenía algo que decir. Gente con ganas de gritarle al mundo. Gente gritándole al mundo. Gente con talento. Gente que se esconde por pubs y callejuelas de barrios como Malasaña, cuyas publicaciones en muchos casos se limitan a los posts de sus propios blogs.
Fueron descatables las palabras e interpretaciones de Danilac, que nos hizo pensar con frases como: "¡Es esta! ¡Es la era de las comunicaciones! Pero, entonces... ¿Por qué estoy tan solo?". O El cable azul que recitó el ya conocido por algunos "Cuando acaben con los fumadores, vendrán a por los demás", y Dani Orviz, entre otros muchos que también colaboraron.

Esa tarde, no sólo la poesía fue la protagonista, sino que la policía también hizo su aparición cuando uno de los poetas estaba explicando que le gustaría cambiar las leyes, y sobre ello trataba su escrito. Con micro en mano, le gritó al mundo un "¡PIDO UNA REFORMA DE LA LEY!", y fue enconces cuando la policía intervino, escogiendo el peor momento, ya que hubo más de uno -entre los que nos incluímos- que pensó que le llamaban la atención por gritar dicha frase. Por nuestras mentes pasaron palabras como censura y libertad de expresión, hasta que fuimos conscientes de lo que estaba ocurriendo:
Hará cosa de un mes cuando saltó la polémica: "Gallardón prohíbe la música en las calles de Madrid". Esto provocó manifestaciones de músicos callejeros que defendían su derecho a la libertad de expersión, su derecho a hacer música, arte, cultura, como llevaban haciendo desde hace mucho tiempo, y surgieron diferentes protestas de gente convencida de que Madrid es música. De que Madrid necesita música.
Aprobada en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 25 de febrero de 2011, la ordenanza contra el ruido en las calles de Madrid finalmente no prohibió la música en las calles, prohibió la utilización de instrumentos de percusión y/o amplificadores sin autorización previa. Y ahí entraba nuestro micrófono.
Resignados, tuvieron que continuar el recital sin él, pero tampoco supuso grandes problemas. Poetas de la calle, siguieron cambiando leyes a capela. Gritándole al mundo sin altavoz, pero en alta voz.

Aquella tarde, repleta de palabras que nos hicieron pensar, de voces que se hacían escuchar, de quejas y gritos, de gente con iniciativa y con ganas de cambiar el mundo, a pesar de la lluvia, el frío, y de las leyes anti-ruido, nos hizo pensar, una vez más, que por cosas como esta, Madrid es impresionante. Sin duda repetiríamos.

Pero esto no acaba aquí. Si sois aficionados a la poesía, amantes del arte y la cultura, os recomendamos  recitales de poesía -conocidos como jams sessions de poesía- donde podréis escuchar a algunos de los que participaron el viernes en este acto, o incluso participar. Éstos tienen lugar los martes a partir de las 21:30 en Los Diablos Azules, y los miércoles en el Bukowski Club.

5 comentarios:

Nusayax dijo...

Que genial, vaya...o_o

tayler durden dijo...

una crónica preciosa de una tarde donde se juntaron muchas circunstancias y muy buena gente. trataremos de repetirlo, y ojalá allí crucemos unas palabras. solo somos un granito más en una futura montaña de gente que tendrá que cambiar el mundo, porque así no vamos a poder seguir.
un abrazo muy fuerte.
Escandar.

Jara Santamaría dijo...

Me habría encantado haber ido, qué rabia...
Enhorabuena por el blog, me encanta :)

escuestiondetiempo dijo...

Original, descarado, directo, sublime
no me esperaba menos de estos residentes sin duda... jajaja
de cabeza a mis links ;)
Nieves.

Psametiko dijo...

El problema secular de España es que todo el mundo cree saber escribir poesía. Sin embargo muy pocos lo consiguen, y los que no lo hacen se consuelan con "ataques de ingenio".

Publicar un comentario

 
☞ CELIA PELÁEZ | JOSÉ MIGUEL PÉREZ | JUAN BERNARDO RODRÍGUEZ ☜