miércoles, 23 de marzo de 2011

De lo que nos llovió en la Casa de América una tarde como esta

22 de Marzo. Día mundial del Agua y de alguna manera había que celebrarlo.

Para ello nos vino como anillo al dedo un acto que la Casa América de Madrid ofreció, cargada de simbolismo y acompañada por unos personajes interesantes. La  cantidad de puntos de vista distintos con respecto a un mismo tema nos llamó la atención. Está claro que el problema de la distribución irregular necesita una solución: el agua, y no sólo el H2O como elemento esencial, sino su potabilización, el hecho de hacer más fácil su acceso y el problema que supone la limpieza posterior del uso -las aguas residuales-.  Comenzó el artista uruguayo Jorge Drexler con una intervención estelar de las suyas. "No somos más que agua organizada que camina", nos decía esta tarde, y sacó a relucir uno de los temas que después más se tratarían: los propósitos para el milenio de las Naciones Unidas. Como bien sabemos, uno de ellos es reducir a la mitad el número de personas que no cuenta con agua potable en su entorno. Nos unimos a Jorge para esperar que "ninguna crisis económica acabe con esos propósitos" que de verdad merecen la pena.




Enrique Iglesias, el  Secretario General Iberoamericano, también tomó la palabra para referirse a ese increíble continente como el que mejor puede hablar del agua: cuenta con un porcentaje del agua dulce mundial entre el 35 y el 40 por ciento y, sin embargo, todavía hay zonas en las que la gente no tiene acceso. Se refirió del mismo modo a la gran labor de España en ese ámbito. Nuestro país, como recordará en su intervención Soraya Rodríguez -Secretaria de Estado de Colaboración Internacional y laísta- propuso en la cumbre de Santiago de Chile la creación de un fondo con el propósito que antes nombrábamos como solución al problema y donando de forma unilateral 1200 millones de euros.  Lo que nos llama la atención es que para otro continente que todavía lo tiene más crudo - o mejor dicho, más seco- no se haya creado ningún tipo de proyecto parecido a éste. África, y en especial sus zonas más áridas, se deseca y nosotros no parecemos ofrecerle la ayuda que se merece.


Más tarde hablamos de los conflictos que ha generado la posesión del agua, y qué mejor para ilustrarlo que el filme que recientemente se estrenó: También la Lluvia, de Iciar Bollain, que aprovechó para presentárnoslo el productor Juan Gordon, de Morena Films. Creemos que la película no necesita una descripción o un análisis más: es una increíble radiografía del problema que puede suponer y supuso en Cochabamba que el agua sea una pertenencia más al servicio del capitalismo y el mercantilismo abusivo.

Para finalizar pudimos disfrutar de la mesa redonda en torno al mismo tema principal moderado por el periodista Joaquín Araujo y con un elenco en el que cada uno aportó algo más sobre el agua en un día como hoy: Óscar Oliveira -sindicalista boliviano y partícipe de la Guerra del Agua del año 2000 en su país-, Rosa Elcarte - presidenta de AECID-, Luis Castilla -presidente de "Acciona Agua" e ingeniero- y Eduardo Sánchez -presidente e CONGDE e integrante de Ingenieros en Acción-. Sin duda un broche de lujo para ilustrarnos más sobre este tema que parece pillarnos un poco lejos pero que, si nos fijamos un poco mejor, tenemos encima. Sin embargo, como también se comentó en el Día Internacional del Agua, las redes sociales, encabezadas por Twitter, hacen que nos sintamos más unidos con todos los problemas que ocurren a nuestro alrededor, aunque estén al otro lado del mundo.

España puede parecer un país medianamente bien regado por las aguas. Sin duda en la parte norte de nuestro país no existe ningún problema en cuanto a su acceso para toda la población -incluso para aquel que no pueda pagarla, como reconocían en la mesa redonda, ya que se trata de un derecho humano fundamental-. Sin embargo la zona sur de España lleva bastantes años acarreando problemas en cuanto a la escasez. El agua es un recurso limitado en muchos lugares, como hemos podido comprobar, y por ello tenemos que llevar a cabo una política del agua sostenible y responsable. El derroche es, sin duda, otro problema que tenemos los que estamos acomodados.


Esperamos no haber parecido demasiado sesudos y centrados en este tema. El agua lo merece y no sólo por ser hoy su día, si no por lo que para nosotros supone. Que estar compuestos por un 75% de agua no pasa de puntillas, ¿qué creíais? Ahora sí, toca reflexionar sobre el tema y sacar debate: ¿Qué debemos tener en cuenta para poder mejorar? ¿El ahorro y la limpieza de nuestros residuos deberían pasar a un plano más central? ¿De veras se cumplirán los propósitos de la ONU? Por hoy lo dejamos, pero seguiremos más adelante. Porque llueva o no llueva Culturaholics seguirá empapándose de este tipo de acciones, porque como decía nuestra primera entrada, somos A.G.U.A.

3 comentarios:

Elisa dijo...

Y que sigan lloviendo tardes como esa...

Alguien dijo ayer: "deberíamos ser como el agua: alegre, transparente y siempre en movimiento"
Vosotros lo cumplís a la perfección.

Álvaro Pelegrín Martos Jiménez dijo...

Vaya tarde pasamos, y cómo no, los miembros de Culturaholics son los que informaron de ello. Esto es un comienzo, no sabemos de qué, pero todo lo grande tuvo un comienzo.

la ruvia dijo...

sí que apetece una organización para unirnos las naciones: se llama mundo, y podemos hacerlo! (otra cosa es que lo veamos, pero dejaremos la arena lisa y limpia ;)

Publicar un comentario

 
☞ CELIA PELÁEZ | JOSÉ MIGUEL PÉREZ | JUAN BERNARDO RODRÍGUEZ ☜